Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios relacionados con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Inscríbete es GRATIS
Test GRATIS
Vídeos DEMO
Enlaces de Interés
Últimas NOTICIAS
Reservar Prácticas
CERRAR
Consulta también nuestras ofertas en (Facebook y Twitter)CERRAR
¿Tienes preguntas? Ponte en contacto con nosotros a través del SOPORTE ONLINE, estamos a tu disposición (clic aquí)CERRAR

Conducción Eficiente ¿qué es? y decálogo

(1 Votar)
Conducción Eficiente ¿qué es? y decálogo
17 Noviembre
2015
Escrito por:
Publicado en: Noticias

La “conducción eficiente” es un nuevo modo de conducir el vehículo que tiene como objetivos:

- Reducir el consumo de carburante y la contaminación.

- Obtener mayor confort en la conducción

- Disminuir los riesgos en la circulación.

Conducir aplicando las técnicas de conducción eficiente reduce las emisiones contaminantes considerablemente, permitiendo un uso del vehículo más sonstenible para el medio ambiente y una mejora de la calidad del aire.

Esta conducción se rige por una serie de reglas sencillas y eficaces, para hacer la conducción diaria lo más económica posible:

- Reduciendo las emisiones de CO2.

- Realizando una conducción más segura y confortable.

DECÁLOGO PARA UNA CONDUCCIÓN EFICIENTE:

1) Arranque y puesta en marcha:

 - Arrancar el motor sin pisar el acelerador.

- En los motores de gasolina: Iniciar la marcha inmediatamente después del arranque.

- En los motores diesel: Esperar unos segundos antes de comenzar la marcha.

 2) Primera marcha:

 - Usarla sólo para el inicio de la marcha: cambiar a 2ª a los 2 segundos o 6 metros aproximadamente.

 3) Aceleración y cambios de marchas:

 Según las revoluciones:

- En los motores de gasolina: entre las 2.000 y 2.500 r/min

- En los motores diesel: entre las 1.500 y 2.000 r/min

 Según la velocidad:

- Cambiar a 2ª: a los 2 segundos o 6m

- Cambiar a 3ª: a partir de unos 30 km/h

- Cambiar a 4ª: a partir de unos 40 km/h

- Cambiar a 5ª: por encima de unos 50 km/h

 4) Utilización de las marchas:

 - Utilizar la marcha más larga posible (4ª ó 5ª) incluso en ciudad, y hacer que el motor funcione a bajas revoluciones.

- Importante: Circulando en cualquier marcha, sin pisar el acelerador, y por encima de 1.500 r/min, o unos 20 km/h, el consumo es nulo

 5) Velocidad de circulación:

 - Mantenerla lo más uniforme posible: Buscar fluidez en la circulación, evitando los frenazos, aceleraciones y cambios de marchas innecesarios.

- Moderarla: El consumo de carburante aumenta en función de la velocidad elevada al cuadrado. Al aumentar la velocidad aumenta la resistencia aerodinámica.

 6) Deceleración:

- Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha engranada en ese instante.

- Frenar de forma suave y con suficiente antelación con el pedal del freno.

- Reducir de marcha lo más tarde posible, con especial atención en las bajadas.

 7) Detención:

 - Siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detener el coche sin reducir previamente de marcha.

 8) Paradas:

 - En paradas prolongadas (por encima de 60 segundos), es recomendable apagar el motor.

9) Anticipación y previsión:

- Conducir siempre con una- adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 ó 3 vehículos por delante.

- En el momento en que se detecte un obstáculo o una reducción de la velocidad de circulación en la vía, levantar el pie del acelerador para anticipar las siguientes maniobras.

 10) Seguridad:

- En la mayoría de las situaciones, aplicar las reglas de la conducción eficiente contribuye al aumento de la seguridad vial.

- Pero obviamente existen circunstancias que requieren acciones específicas distintas, para que la seguridad no se vea afectada.

Leído 1892 veces Última modificación el Martes, 17 Noviembre 2015 19:02