Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios relacionados con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Inscríbete es GRATIS
Test GRATIS
Vídeos DEMO
Enlaces de Interés
Últimas NOTICIAS
Reservar Prácticas
CERRAR
Consulta también nuestras ofertas en (Facebook y Twitter)CERRAR
¿Tienes preguntas? Ponte en contacto con nosotros a través del SOPORTE ONLINE, estamos a tu disposición (clic aquí)CERRAR

Trucos caseros para alargar la vida de tu Coche. Parte II

(1 Votar)
Trucos caseros para alargar la vida de tu Coche. Parte II
09 Marzo
2017
Escrito por:
Publicado en: Noticias

Aquí la segunda parte con 13 nuevos trucos caseros para alargar la vida de tu coche.

Parte II

1. En invierno, si haceis viajes cortos en los que casi no se calienta el motor, dejad el nivel de aceite a la mitad, entre el máximo y el mínimo. Conseguireis calentar antes el agua, ahorrareis en gasolina y, además, protegereis el motor ya que funcionará caliente más tiempo. Una vez llegado el verano, rellenad hasta el máximo y disfrutad de vuestro coche.

2. No relleneis el aceite por encima del máximo. Lo único que lograreis es batirlo con el cigüeñal, calentarlo, y además perder potencia. En el caso particular de los motores turbo-comprimidos, ya sean gasolina o diesel, y dado que por su construcción tienen una fuerte cantidad de vapores reaspirados; ensuciareis turbina y compresor, provocando con el calor que sufren estos elementos, que al final los residuos de aceite se pegen y frenen el rodete contra la carcasa.Tampoco pasa nada por llevarlo un tiempo 1mm ó 2mm por encima

 

3. Nunca useis agua "normal" en el radiador salvo emergencia. Oxidareis el interior del circuito y esto provocará residuos que luego costará limpiar. Termostato y radiador serán los primeros que notarán con el tiempo este mal uso. Cuando elijais un anticongelante ponderad el precio y la protección a las bajas temperaturas. Cuanto más baja sea la temperatura a la que proteja, más tiempo tardará en perder propiedades ya que lleva más componentes químicos. El agua destilada vale como solución si no hay "heladas" cerca.

4. El filtro de gasolina también se cambia. En el manual del coche debería venir el intervalo de este mantenimiento. Si vais a una tienda de recambios genéricos buena podreis ahorraros una pasta. Internet también vale, pero si buscais bien en vuestra zona os ahorrareis los portes. Si vuestro coche tiene un fusible para la bomba o alguna manera fácil de desconectarla, os propongo una manera sencilla de evitar salpicaduras. Arrancad sin la bomba hasta que el coche se cale, así dos o tres veces; de este modo quitareis bastante presión al circuito y os manchareis menos. Estad atentos a ponerlo luego de nuevo.

Atención a los coches muy modernos con algún tipo de vigilancia electrónica en este sentido.

5. Extremadamente recomendable para evitar que el coche se "ensucie", es darle un poco de alegría al menos una vez al mes. No hace falta incumplir ninguna norma de tráfico; una conducción alegre, con aceleraciones en 2ª y 3ª en cualquier puerto de montaña, o carretera regional, es mano de santo para bujías, inyectores, aceite, etc.. Haced la prueba. Veréis como después de un largo viaje, o uno más corto, pero alegre, el ralentí es más limpio y el sonido del motor más redondo. Muchos de los problemas de los coches vienen de un uso eminentemente "urbano".

6. No os habeis fijado que ciertos coches echan agua por el escape. Esto sucede mayoritariamente en los días fríos y en los coches de gasolina. El resultado de la combustión de los coches de gasolina produce más agua que los diesel; esto, mezclado con un uso ciudadano, no favorece que el escape se caliente y pueda evaporar el agua contenida en su interior. Yo practico una conducción tranquila mientras el coche esta frío, una vez caliente aprovecho, al menos una vez, para acelerarlo al menos hasta 4000 r.p.m. Vereis, que de este modo, se calienta un poco más el escape y no se producen esas piscinas que llevan algunos en la petaca posterior. Algunos diran que prefieren cambiar el escape cada 80.000 Km a gastar gasolina todos los días. Yo personalmente pienso que no quemo gasolina, simplemente la disfruto; por eso no me importa gastar 0,2 litros más cada día y cambiar la línea cada 200.000 Km.

7. No os mateis la cabeza con las bujías. Ni las pongais con 4 electrodos, ya que lo único que aumentais es la posibilidad de que se rompa uno y os "joda" medio motor. Si vuestro coche es atmosférico poned las que recomienda el fabricante o unas equivalentes. No os gasteis mucho dinero porque no vais a sacar ni medio caballo entre unas u otras. En el caso de un vehículo turbo con un cierto nivel de preparación, unas bujías un grado más frías pueden ayudarnos a evacuar más calor y evitar el peligroso fenómeno de "picado". Tampoco correra más por el hecho de cambiarlas. Si vivimos en un clima extremadamente frío o realizamos muchos recorridos cortos de ciudad, unas bujías un grado más calientes pueden ayudarnos a que se mantengan más limpias. Revisadlas de vez en cuando porque os pueden dar una idea del estado del motor.

IMPORTANTE: Nunca las rosqueis con la llave. Se roscan con el vaso alargado pero con la mano, o un trozo de manguera a medida; las culatas de aluminio son mucho menos fuertes que la rosca de la bujías y si comienza mal podemos estropear la rosca y la bujías saldrá disparada.

8. Echar gasolina de 98 octanos a un vehículo que no esta preparado para detectarla es tirar el dinero. En esto hay mucho efecto placebo. Hay gente que dice que consume menos con la de 98 octanos; podría ser cierto por su diferente densidad pero os aseguro que esa diferencia no compensa las mínimas diferencias en el mismo recorrido entre diferentes días: Presión atmosférica, tráfico, viento, etc... Otro caso es el de los vehículos preparados por uno mismo, si hemos subido presión de turbo ó metido avance, es absolutamente necesaria para evitar detonaciones sobre todo los días de calor. Ciertos vehículos de altas prestaciones llevan estrategias para detectar los tipos de gasolina. Suelen suponer que llevan la mejor y durante el calentamiento del coche van viendo si hay picado y en función de ello varian las cartografías. También los vehículos que se venden en paises en vías de desarrollo llevan este tipo de adaptativos. Lo que sucede es que suponen que llevamos 95 octanos y luego son capaces de circular con gasolina de 80 y pocos sin peligro.

9. Un poco de ciencia práctica. Para entender por qué es necesario un intercooler en un coche turbo, no hay más que coger estas tiras de pequeñas bolsas de aire que se utilizan para proteger ciertas mercancias. Apretadlas con fuerza con la mano y vereis como aumenta la temperatura sensiblemente. Otro ejemplo son las bombas de aire que se usan para inflar las ruedas de la bicicleta. Al cabo de un rato observad el calor que cogen; ese calor viene de parte del trabajo que hacemos para comprimir el aire.

10. El rodaje de los frenos es fundamental para que luego este sitema no nos de problemas, y casi nadie lo hace bien. Conviene rodarlos al menos 500 Km sin frenadas fuertes en frío. Y muchas veces hasta los 3000 Km la pastilla no asienta bien utilizando toda su superficie. Sobre todo en el caso en que sólo se cambian pastillas es fundamental esperar un kilometraje a que estas dos partes hagan su función en perfecta armonía. Si no se hace y empezamos a usar el freno con fuertes cargas, al apoyar la pastilla sólo en parte de la superficie esta se cristalizará. las consecuencias se verán en la superficie del disco que es arañada por un material más duro que el acero. Este proceso se realimenta y al arañar la superficie del disco la pastilla nunca apoya bien y al final tendremos unos frenos mediocres en un disco arañado que se comera antes la pastilla. Muchos discos "doblados" realmente no lo están, esperad un tiempo y vereis que este proceso de adaptarse la pastilla al freno trae grandes satisfacciones. Una vez que se ve el disco bien marcado y la superficie suave después de unos 3000 Km podreis darle toda la caña del mundo que iran finos. Algunas pastillas tipo competición requieren menos rodaje pero siempre recomiendo mucha prudencia en este aspecto por experiencia propia. 

11. Los antinieblas sufren mucho dada su posición en el vehículo; delante y a baja altura. Una posible solución para evitar su rotura sería haceros con un plastico adherente de estos que se utilizaban para forrar los libros, transparente por su puesto. Pues bien, lo pegais de manera que quede disimulado y vereis como amortigua los golpes de las chinas y evita el resquebrajamiento del cristal. Hay que fijarse mucho mucho para notar que lo llevas.

12. La rueda de repuesto también lleva aire. Vigilarla nos ahorrará que un pinchazo sin importancia se convierta en el bloqueo del vehículo.

13. Vengo de cambiar el filtro de gasolina. Dos truquillos.

1º Quitad el fusible de la bomba e intentad arrancar. Se parará rapidamente, lógico, pero quitareis presión al circuito y de este modo no os saltará la gasolina por la presión residual.

2º Cuando hayais aflojado las abrazaderas vereis que es harto difícil sacar el manguito. Tirando de él os podeis hacer daño o romper algo. Giradlo a la vez que tirais; al principio cuesta bastante pero llega un momento en que se nota que avanza mejor.

Equiparos de trapos para secar todo lo que empapeis de gasolina.

Leído 2299 veces Última modificación el Jueves, 09 Marzo 2017 15:41